Yo también quiero TRANSformar Madrid

Corazón azul

Corazón azul
Contra la trata de mujeres

La píldora

jueves, 28 de mayo de 2009

El Partido Popular sigue negando los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Con la interrupción voluntaria del embarazo ha demostrado su cinismo y con la píldora del día después su falta de pudor. Y digo falta de pudor porque muchos dirigentes del PP la han calificado como un método abortivo, sabiendo que no dicen la verdad. La píldora no es abortiva sino anticonceptiva, porque lo que evita es la fecundación.

El Gobierno de España, dentro de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, pretende, con la venta en farmacias de la píldora del día después sin receta médica, evitar embarazos no deseados; una medida ésta que se suma a otras campañas de métodos anticonceptivos como la potenciación del uso del preservativo. Ahora bien, la píldora no es un método anticonceptivo más sino que está reservado para situaciones de emergencia por su seguridad y eficacia. Con esta decisión, España se suma a la larga lista de países donde esta píldora es de libre dispensación, entre otros, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, Portugal, Suiza, Grecia, Dinamarca, Noruega o Estados Unidos.

Los datos de 2007 demuestran que en nuestro país existen elevadas tasas de interrupciones voluntarias del embarazo y de embarazos no deseados entre mujeres jóvenes. Así, de las 112.138 interrupciones del embarazo registradas, 6.273 se dieron en mujeres menores de 18 años. Es más, se registraron más de 10.600 embarazos en chicas menores de 18 años. Por ello, el Gobierno ha iniciado ya el proceso para que se pueda adquirir, en breve plazo, la píldora del día después en farmacias y sin necesidad de receta. Medida en la que se ha tenido en cuenta, además, que no hay evidencia científica de que las mujeres que recurren a esta píldora en una o varias ocasiones sufran ningún tipo de efecto adverso o secundario reseñable.

Por ultimo destacar que, aunque en España la dispensación de la píldora del día después está ya regulada, su accesibilidad es diferente para la mujeres en función de la Comunidad Autónoma donde vivan y, por supuesto, de si gobierna o no el PP en su Comunidad. Así, al poder comprarse libremente en farmacias sin receta médica, esta discriminación desaparece y el Gobierno de España garantiza el acceso a esté método anticonceptivo a las mujeres que actualmente encuentran grandes dificultades para su adquisición por el lugar donde residen. Una manera, pues, de garantizar la igualdad en el acceso a esta posibilidad anticonceptiva y de emergencia de todas las mujeres que decidan recurrir a él, vivan donde vivan.
Imprimir

7 comentarios:

raquel dijo...

Buenas noches:
Efectivamente, la píldora del día después no es abortiva y su uso está reservado para situaciones de emergencia, las mujeres españolas lo sabemos y desde luego no considero que su dispensación sin receta médica suponga el padecimiento de efectos secundarios tan relevantes como para no aprobar su libre comercialización, de lo contrario, no se habría tomado esta decisión que lleva en práctica, como tú bien dices, en otros países desde hace tiempo y que supone un recurso mucho más simple que un aborto; tampoco considero que las mujeres vayamos a hacer un uso irresponsable de la misma, porque sabemos o deberíamos saber perfectamente y sin dubios posibles cómo funcionan los distintos métodos anticonceptivos que nos han supuesto una auténtica liberación y garantías de salud sexual, dándonos la capacidad de elegir cuándo queremos ser madres; así, sí se defiende el derecho a la vida, desde la responsabilidad de la libre decisión, siendo realmente conscientes de lo que esa decisión conlleva; un país desarrollado como el nuestro no puede permitir el eco de esas voces recalcitrantes que buscan satisfacer una vieja moral tejida desde la irresponsabilidad más contundente y la hipocresía más absoluta; dicho esto, espero y deseo que la formación sexual y la dispensación de los métodos anticonceptivos lleguen a todos/as por igual y que transcurrido el tiempo, hablemos del aborto como un hecho del pasado, un pasado donde la desinformación y las desigualdades jugaron un papel determinante, especialmente, me gustaría que esto se hiciese una realidad en los países subdesarrollados donde las mujeres siguen sin ningún tipo de autoridad; recordar al PP que en el 2001 introdujeron la píldora del día después.

pepe dijo...

Querido mio, aprende educación de mocratica y no llenes tu Junta Municipal de carteles de propaganda. No es tu casa es la de todos.

Anónimo dijo...

Perdona pero yo en las últimas elecciones generales he votado al PSOE porque toda mi vida he sido socialista. Entiendo que una mujer violada decida abortar. Pero no entiendo eso del "aborto libre". Ese proyecto de ley no lo tenían en su programa electoral.

Y yo he sido engañado.

jose dijo...

Señor P Zerolo
Tú un día fuiste feto, perdòn varios días. Esas mujeres que quieren abortar (asesinar a su propio hijo) también fueron feto. Quizàs ahorita tu cara estea sonriendo por este comentario. No caigas en el juego del politiqueo, la vida es sagrada, mas sagrada que las ideas. Si de verdad quieres ser libre, libérate de tus ideas socialistas... que en el fonde de tu conciencia, que la tienes, te seguirà remordiendo.

Anónimo dijo...

Me parece vergonzoso que en plena crisis, Sebastian, suba las tarifas eléctricas el año pasado, este año, ponga la penalización al que sobrepase 500kw (subida encubierta a la mayoría de los españoles), y quiera volver a subir en Julio.
Sebastian eres del P.P. -DIMITE.

marGui dijo...

"Joder ya está bien de farsa". Está claro que las niñas de papá y más pijas son las que abortan con mayor frecencia y sus papis están obligados a negar el derecho para las demás por aquello de las apariencias. De la misma forma que con el PP gobernando los abortos aumentaron de forma significativa y los curas calladitos...Ahora se excitan con el tema, el cinismo domina nuestra sociedad. Urge ignorarlos por completo para mantener una sociedad sana

Anónimo dijo...

Me daría miedo ser tan defensor del aborto libre. ¿Y si al final, dentro de unos años, todos, democráticamente, nos damos cuenta que estamos interrumpiendo la vida de un niño?
Debemos ser más conscientes de lo que estamos tratando...