Yo también quiero TRANSformar Madrid

Corazón azul

Corazón azul
Contra la trata de mujeres

Gitanas

miércoles, 28 de octubre de 2009

Se celebró en Alicante el Primer Congreso Nacional de Mujeres Gitanas, donde más de 300 mujeres de esta etnia reivindicaron sus derechos. En España todavía ser mujer y, además, gitana supone una doble discriminación, por eso ellas se han reunido porque son conscientes de que tienen que iniciar el camino que otras muchas mujeres iniciaron hace más de 30 años. Un camino arduo pero no imposible, como afirmó Alexandrina da Fonseca, que es la coordinadora del Área de Mujer del Instituto de Cultura Gitana. “Hoy es el día de dar con el puño en la mesa para decir que esto es lo queremos”. Y quieren decírselo no sólo a los poderes públicos, sino a toda la sociedad y a su propio pueblo. Porque es posible la tradición si se respeta la igualdad de oportunidades para las mujeres.

El objetivo de este I Congreso nacional de Mujeres Gitanas es muy importante ya que lo que quieren es dejar claras sus intenciones de buscar la integración y la libertad. Ha sido un Congreso que nos ha permitido realizar una reflexión sobre el pasado de las mujeres gitanas, su situación actual y los retos que tenemos de cara al futuro. Un futuro esperanzador dónde las próximas generaciones de mujeres gitanas encuentren menos dificultades y más oportunidades que sus madres o abuelas.

Queda mucho camino por andar pero no quiero dejar de mencionar que el Gobierno Zapatero ha apostado por las gitanas y gitanos de España, para ello ha creado el Consejo Estatal del Pueblo Gitano, ha puesta en marcha la Fundación Instituto de Cultura Gitana y el Consejo para la promoción de la Igualdad de Trato y no discriminación de las personas por origen racial o étnico. Continuaremos trabajando pues y, por ello, en esta Legislatura se presentará la Ley de Igualdad de Trato cuyo objetivo final será: extender la protección frente a la discriminación por cualquier motivo, condición o circunstancia personal o social, y en todos los ámbitos. Mientras tanto, enhorabuena a las mujeres gitanas por este paso histórico y me sumo al lama que repetimos durante el Congreso: “Todas juntas. Sin miedo a la libertad”



Share/Save/Bookmark

2 comentarios:

Rafael dijo...

De verdad que es una buena noticia ver como la comunidad gitana se integra y es integrada al resto de la sociedad, luego de años de exclusión.
Saludos, Pedro.

raquel dijo...

¡Hola!:
Encajar en la sociedad, buscar nuestro propio espacio, no es tarea sencilla, pero debe serlo aún más cuando el aferramiento a unas tradiciones o convicciones determinadas se imponen en tu camino como obstáculos a los que debes hacer frente día a día si realmente pretendes salir adelante, supongo que es esto lo que las mujeres gitanas protagonistas de este Congreso han querido dejar bien claro, supongo que el verdadero mensaje que podríamos concluir pasa por la apuesta hacia una voluntad real de incorporación a una sociedad que mayoritariamente no excluye a nadie por cuestiones de raza o culturales siempre y cuando respeten los principios fundamentales sobre los que se asientan las bases de su ordenamiento social y jurídico; realmente siempre he visto a la comunidad gitana muy fiel a sus costumbres y por supuesto que deben ser respetadas, pero también me gustaría como ciudadana verles más incorporados a la vida real a la que tienen igual cabida que cualquiera, bajo mi punto de vista, es fundamental comprender que las diferencias no suponen aislamiento, sino que requieren de un esfuerzo realmente comprometido entre todas las partes implicadas para permitirles el hueco que necesitan, por eso comparto plenamente esta iniciativa, una iniciativa conciliadora y valiente.