Yo también quiero TRANSformar Madrid

Corazón azul

Corazón azul
Contra la trata de mujeres

Declaración solidaria

jueves, 6 de mayo de 2010

Quiero ser un contribuyente activo y solidario. Y ahora que empieza la campaña de la renta, destinaré el 0,7% de mis impuestos a la financiación de programas sociales. Para ello, marcaré la casilla de “otros fines sociales”, porque quiero que una parte de mis impuestos se destine a los programas que desarrollan las ONG en el ámbito de la acción social, la cooperación al desarrollo y el medio ambiente.

Ahora más que nunca, ante una crisis económica como la que estamos viviendo, quiero que parte de mis impuestos vayan a las personas más vulnerables. Creo que es una forma más de luchar contra la exclusión y tratar de mejorar la situación de aquellos que menos tienen, que menos pueden. Marcar la casilla de “otros fines sociales” no implica que tengamos que pagar más. Lo que supone es que el 0’7% de nuestros impuestos se destine a los programas sociales que desarrollan las organizaciones no gubernamentales, que mediante una convocatoria anual, pública, y en concurrencia competitiva, concede, supervisa y fiscaliza la Administración General del Estado a través de la convocatoria de subvenciones con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El 80% de lo recaudado, de entre todos los contribuyentes que hemos seleccionados esta casilla, se distribuye entre las ONG de acción social, el 20% restante se destina a proyectos de cooperación para el desarrollo y de medio ambiente.

Un pequeño gesto como es marcar la casilla de fines sociales permite que las casi 400 entidades subvencionadas en esta convocatoria atiendan a más 485.000 personas. Por ello, les animo a hacer de vuestra declaración una declaración solidaria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El dinero de nuestros impuestos ha de ir al Estado y este encargarse como es su obligación de atender las demandas sociales, y sobre todo a las personas más necesitadas. Marcar la casilla de fines sociales significa enviar más dinero a una multitud de ONG's confesionales católicas, o sea, financiar indirectamente aun más a la Iglesia católica. Por eso, no hay que marcar ni la casilla de la Iglesia católica (evidente discriminación en cuanto al resto de confesiones) ni la de los fines sociales. Las personas laicas o aconfesionales en España queremos el derecho a no financiar con nuestros impuestos ninguna organización religiosa, puesto que la religión pertenece y así ha de ser al ámbito estrictamente privado y como tal ha de ser financiada con fondos exclusivamente privados.

Comunicación Viciada dijo...

Esperemos que esta campaña tenga mejores resultados que la de la Iglesia. ¡Mucho ánimo!

Comunicación Viciada

Raquel dijo...

Me parece perfecto que usted defienda su postura, pero también hay que recordar que existe otra casilla destinada a financiar a la Iglesia Católica con una igualmente insignificante cantidad en relación a los múltiples proyectos que los misioneros y las misioneras católicos llevan a cabo para con aquellas personas y colectivos más desfavorecidos alrededor de distintos países; gente de todas las edades, muchos jóvenes y mayores que entregan su vida al servicio de los demás de forma absolutamente incondicional, así que no lo olvidemos; de la misma manera, respecto al tema de la crisis económica, le recuerdo que más allá de las distancias que nos separan en relación a los países más subdesarrollados, quisiera señalar que estoy absolutamente decepcionada con la actuación del presente gobierno de España, ¿dónde quedaron aquellas palabras del presidente de gobierno afirmando que: -"las consecuencias de esta crisis no las íbamos a pagar los ciudadanos de a pie"-?, esos que no llegamos a los 1000€, la inmensa mayoría; ¿por qué no exigen a las entidades financieras un control en sus políticas de comisiones y recargos a sabiendas de que no podemos hacer frente a las deudas contraídas con la situación de endeudamiento y alza del desempleo?, ¿por qué dieron tantos millones a los bancos y las empresas están tan endeudadas?, ¿por qué repartieron los 2500€ de ayuda al hijo nacido para todos independientemente de su nivel económico?, ¿por qué los 400€ de deducción en la renta se proclamaron como medida puramente electoralista cuando no se explicó correctamente y además ahora han tenido que modificarla?; la única verdad es, que por razones puramente electoralistas, proclamaron a diestro y siniestro todo un elenco de medidas y proyectos que se sabían de antemano imposibles de sostener con la que se venía encima y en vez de trabajar unidos para paliar los efectos, máxime quienes se autoproclaman defensores de los obreros, hayan tenido que improvisar una y otra vez sus propios errores y así no vamos a ninguna parte; los españoles no queremos 420€, queremos que se ayude a los emprendedores, a las pymes para poder lograr un empleo y tener así derecho a una vida digna, las palabras si no se ponen en práctica no sirven de nada; los españoles miramos hacia el futuro y el de nuestros hijos y queremos un futuro de progreso social y sin progreso económico, éste no existe de ninguna de las maneras, la igualdad empieza por aquí.
Por cierto, no estaría nada mal que a parte de publicar los comentarios también comentáse algunos de vez en cuando, si no, qué sentido tiene.
Un saludo.